Todo lo que la Ley obliga a cumplir y recomienda sobre tu explotación ganadera: Condicionalidad. 

1.    Condiciones obligatorias para todas las explotaciones ganaderas.

Norma sobre la utilización de maquinaria adecuada: 

 

  • En suelos saturados, terrenos encharcados o con nieve , no se permitirá el paso de vehículos excepto cuando sea necesario para realizar operaciones de manejo de ganado y/o suministro de alimentación, al coincidir estas labores con periodos de precipitación intensa .

Norma sobre el mantenimiento de los elementos estructurales:

 

  • No eliminar ni alterar elementos estructurales sin la autorización previa de la Delegación Provincial de la Consejería de Agricultura y Pesca donde se encuentren la mayor parte de la superficie afectada, en la que se indiquen los motivos razonados por los que se solicita la eliminación o modificación de dichos elementos.

Norma sobre el mantenimiento de los hábitats.

 

  • No abandonar ni verter sobre terrenos encharcados o con nieve, ni sobre aguas corrientes o estancadas, materiales procedentes de actividades ganaderas (plásticos, envases, embalajes, y restos de maquinaria, aceites y lubricantes así como los residuos de productos fitosanitarios). Los materiales deberán ser clasificados y concentrados en puntos concretos de la explotación y siempre que sea posible, no visibles exteriormente, hasta que se proceda a su traslado a vertedero o planta de tratamiento o reciclaje autorizados.

  • No aplicar productos fitosanitarios, fertilizantes, lodos de depuradora, compost, purines o estiércol, ni limpiar la maquinaria empleada para estas aplicaciones, sobre terrenos encharcados o con nieve, ni sobre aguas corrientes o estancadas. 

  • En las explotaciones ganaderas intensivas, o en el caso de extensivas que tengan alguna fase en intensivo para la producción de esa fase, se debe disponer de estructuras de almacenamiento (balsas, estercoleros o sistemas alternativos aprobados) impermeabilizadas y con capacidad suficiente para almacenar la producción de estiércoles y purines durante el periodo recogido en el Plan de Gestión de Subproductos Ganaderos aprobado por la Autoridad Competente. 

Norma para la protección de las aguas subterráneas contra la contaminación:

 

  • No se debe verter de forma directa o indirecta las sustancias de la lista I de la Directiva 80/68/CEE: 

Compuestos órgano halogenados y sustancias que puedan originar compuestos semejantes en el medio acuático. 
Compuestos órgano fosforados.
Compuestos orgánicos de estaño. 
Sustancias que posean un poder cancerígeno, mutágeno o teratógeno en el medio acuático o a través del mismo.
Mercurio y compuestos de mercurio. 
Cadmio y compuestos de cadmio. 
Aceites minerales e hidrocarburos y cianuros.

 

  • No se debe verter de forma directa o indirecta:

Metaloides, determinados metales y sus compuestos. 
Biocidas y sus derivados.
Sustancias que tengan un efecto perjudicial en el sabor y/o el olor de las aguas subterráneas, así como los compuestos que puedan originar dichas sustancias en las aguas, volviéndolas no aptas para el consumo humano. 
Compuestos orgánicos de silicio tóxicos o persistentes. 
Sustancias que puedan originar dichos compuestos en las aguas, salvo aquellos que sean biológicamente inocuos o que se transformen rápidamente en el agua en sustancias inocuas.
Compuestos inorgánicos de fósforo elemental, fluoruros, amoníaco y nitritos.

Acto por el que se prohíbe utilizar determinadas sustancias de efecto hormonal y tireostático y sustancias beta agonistas en la cría de ganado:

 

  • No administrar a los animales de la explotación sustancias de uso restringido que tengan acción tiroestática, estrogénica, androgénica o gestagénica (acción hormonal o tiroestática) y beta-agonistas.

  • No poseer animales a los que se les haya suministrado sustancias o productos no autorizados y no comercializar animales ni sus productos derivados a los que se les haya suministrado estas sustancias, hasta que haya transcurrido el plazo mínimo de espera establecido para la sustancia administrada.

  • No poseer medicamentos para uso veterinario que contengan beta-agonistas que puedan utilizarse para fines de inducción en el tratamiento de tocólisis.

  • Que en caso de administración de productos autorizados, se ha respetado el plazo de espera prescrito para dichos productos, para comercializar los animales o su carne.

Acto por el que establecen los principios y requisitos generales de la legislación alimentaría, se crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaría y se fijan procedimientos relativos a la seguridad alimentaría:

 

  • Los productos de la explotación destinados a ser comercializados como alimentos deberán ser seguros y no presentarán signos visibles de estar putrefactos, deteriorados, descompuestos o contaminados por una materia extraña o de otra forma.

  • Que en las explotaciones ganaderas destinadas a la producción de alimentos, no poseen ni dan a los animales piensos que no sean seguros y respetar las condiciones del etiquetado.

  • Establecimientos Registrados, en caso de que elabore piensos compuestos, aditivos, premezclas y todos aquellos fabricantes de piensos a los que se refiere al articulo 10 del Reglamento (CE) nº 183/2005 de higiene de los piensos.

  • Establecimientos Comunicados (a la Autoridad Competente), todos aquellos que fabriquen piensos sin que necesiten estar autorizados

  • Tomar precauciones al introducir nuevos animales para prevenir la introducción y propagación de enfermedades contagiosas transmisibles a los seres humanos a través de los alimentos, y en caso de sospecha de focos de estas enfermedades, comunicar a la autoridad competente.

  • Almacenar y manejar los residuos y las sustancias peligrosas por separado y de forma segura para evitar la contaminación.

  • Utilizar correctamente los aditivos para piensos, los medicamentos veterinarios y los biocidas (utilizar productos autorizados y respetar el etiquetado y las recetas).

  • Almacenar los piensos separados de los productos no destinados a en alimentación animal (químicos o de otra naturaleza).

  • Almacenar y manipular los piensos medicados y los no medicados de forma que se reduzca el riesgo de contaminación cruzada o de alimentación de animales con piensos no destinados a los mismos.

  • Disponer de los registros relativos a:

La naturaleza, cantidad y origen de los piensos y otros productos utilizados en la alimentación animal.
La cantidad y destino de cada salida de piensos o de alimentos incluidos a animales, incluidos los granos
Los biocidas y medicamentos veterinarios u otros tratamientos administrados a los animales, fechas de administración y período de retirada.
Resultado de todos los análisis pertinentes efectuados en plantas, animales u otras muestras que tengan importancia para la salud humana.
Cualquier informe relevante obtenido mediante controles a los animales o productos de origen animal.

 

  • Trazabilidad: 

Sea posible identificar a los operadores que han suministrado a la explotación un pienso, un animal destinado a la producción de alimentos, un alimento o cualquier sustancia destinada a ser incorporada a un pienso o alimento (conservando las facturas correspondientes a cada una de las operaciones o  mediante cualquier otro medio).
Sea posible identificar a los operadores a los que la explotación ha suministrado sus productos (conservando las facturas correspondientes a cada una de las operaciones o mediante cualquier otro medio).

Acto por el que se establecen disposiciones para la prevención, el control y la erradicación de determinadas encefalopatías espongiformes transmisibles (EET):

 

  • No utilizar en las explotaciones de otros animales productores de alimentos distintos de los rumiantes, productos que contengan proteínas animales transformadas procedentes de animales terrestres, ni productos derivados de subproductos de origen animal (categorías 1, 2 y 3) con las excepciones previstas en el Anexo IV del Reglamento (CE) nº 999/2001.

Se podrá alimentar animales de granja rumiantes y no rumiantes con: leche, productos lácteos y calostros, huevos y ovoproductos, gelatina derivada de no rumiantes, proteínas hidrolizadas procedentes de partes de no rumiantes y de pieles y cueros de rumiantes.
Se podrá alimentar a animales de granja no rumiantes con las proteínas siguientes: harina de pescado, fosfato dicálcico y tricálcico, productos derivados de la sangre de no rumiantes. Se podrán alimentar a peces de piscifactoria con harina de sangre de no rumiantes.

 

  • En el caso de las explotaciones mixtas en las que coexistan especies de rumiantes y no rumiantes y se utilicen piensos con proteínas animales transformadas destinados a la alimentación de los no rumiantes, existirá separación física de los lugares de almacenamiento de los piensos destinados a unos y a otros, y se dispone de la autorización correspondiente.

  • Solo se permite el almacenamiento de piensos para rumiantes y para no rumiantes en la misma explotación si existe una Autorización de la Autoridad competente.

Acto relativo a medidas comunitarias de lucha contra la fiebre aftosa:

 

  • Que se notifica de inmediato a la autoridad competente la presencia, o la sospecha de presencia, de la enfermedad de la fiebre aftosa (el animal debe estar aislado de las instalaciones hasta que lo haya examinado un veterinario oficial y decida las medidas que vaya a tomar).

  • Se notificará de inmediato a la autoridad competente la sospecha de la presencia de alguna de estas enfermedades: peste bovina, peste de pequeños rumiantes, enfermedad vesicular porcina, lengua azul, enfermedad hemorrágica epizoótica del ciervo, varicecel bovina, estomatitis vesicular, fiebre porcina africana, dermatosis nodualr contagiosa, fiebre del valle del Rift (el animal debe estar aislado de las instalaciones hasta que lo haya examinado el veterinario oficial y decida las medidas que vaya a tomar).

 

Acto por el que se establecen medidas comunitarias generales para la lucha contra determinadas enfermedades de animales y medidas específicas respecto a la enfermedad vesicular porcina:

 

  • Que se notifica de inmediato a la autoridad competente la sospecha de la presencia de alguna de estas enfermedades: peste bovina, peste de pequeños rumiantes, enfermedad vesicular porcina, enfermedad hemorrágica epizoótica del ciervo, viruela ovino-caprino, estomatitis vesicular, peste porcina africana, dermatosis nodular contagiosa, fiebre del valle del Rift. El animal debe estar aislado de las instalaciones hasta que lo haya examinado el veterinario oficial y decida las medidas que vaya a tomar.

Acto relativo a la protección de los animales en las explotaciones ganaderas:
  • Los animales deben estar cuidados por un número suficiente de personal con capacidad, conocimientos y competencia profesional suficiente. Además, para las especies porcina, cunícola, equina y aviar será necesaria la acreditación de haber realizado un curso de bienestar animal o tener solicitado el mismo, mediante un justificante, conforme al Decreto 80/2011 de 12 de abril, por el que se regula la formación en bienestar animal.

  • Los animales cuyo bienestar exige una atención frecuente, son inspeccionados una vez al día como mínimo.

  • Todo animal que parezca enfermo o herido recibe inmediatamente el tratamiento adecuado, consultando al veterinario si es preciso.

  • En caso necesario se dispone de un local para el aislamiento de los animales enfermos o heridos, que cuente con yacija seca y cómoda.

  • El ganadero dispone de un registro de tratamientos médicos y este registro (o las recetas que justifican los tratamientos, siempre y cuando éstas contengan la información mínima requerida en el Real Decreto 1749/1998) se mantiene cinco años como mínimo.

  • El propietario o criador de animales lleva un registro en el que se indica el número de animales muertos descubiertos en cada inspección de los tres últimos años.

  • Los materiales de construcción con los que contactan los animales no les causan perjuicio y los animales se mantienen de forma que no sufran daños.

  • Las condiciones medioambientales de los edificios (la ventilación, el nivel de polvo, la temperatura, la humedad relativa del aire y la concentración de gases) no son perjudiciales para los animales.

  • Los animales no se encuentran en oscuridad permanente, ni están expuestos a la luz artificial sin una interrupción adecuada, o la iluminación con la que cuenten debe satisfacer las necesidades fisiológicas y etológicas de los animales. Se debe disponer de una iluminación adecuada (fija o móvil) para poder inspeccionar los animales en cualquier momento.

  • En la medida en que sea necesario y posible, el ganado mantenido al aire libre se protege frente a las inclemencias del tiempo, los depredadores y el riesgo de enfermedades.

  • Todos los equipos automáticos o mecánicos indispensables para la salud y el bienestar de los animales (alimentación, bebidas, ventilación), se inspeccionan al menos una vez al día.

  • Cuando la salud y el bienestar de los animales dependan de un sistema de ventilación artificial, esté provisto un sistema de emergencia adecuado (apertura de ventanas...) que garantice la renovación de aire suficiente en caso de fallo del sistema

  • El sistema de ventilación debe contar con un sistema de alarma que advierta en caso de avería, y debe verificarse regularmente que su funcionamiento es correcto.

  • Que los animales reciben una alimentación sana, adecuada a su edad y especie y en cantidad suficiente.

  • Todos los animales tienen acceso al alimento y agua en intervalos adecuados a sus necesidades, y tienen acceso a una suficiente cantidad de agua de calidad adecuada o pueden satisfacer su ingesta liquida por otros medios.

  • Los equipos para el suministro de alimentos y agua están concebidos y ubicados de forma que se reduzca la contaminación de los mismos y que la competencia entre animales se reduzca al mínimo.

  • No se mantendrá a ningún animal en la explotación con fines ganaderos que le puedan acarrear consecuencias perjudiciales para su bienestar, ni se deben usar procedimientos de cría, naturales o artificiales, que ocasionen o puedan ocasionar sufrimientos o heridas a cualquiera de los animales afectados. Los animales no deben tener limitada la capacidad de movimiento, de manera que se les evite sufrimiento o daño innecesario, y si, por alguna causa justificada, hay algún animal atado, encadenado o retenido, continua o regularmente, se le debe proporcionar espacio suficiente para sus necesidades fisiológicas y etológicas.

Acto relativo a la conservación de aves silvestres.

 

  • Disponer de la Autorización/ Comunicación del órgano ambiental en aquellas zonas donde ésta sea preceptiva, para poder levantar edificaciones y/o llevar a cabo modificaciones de caminos.

  • No depositar más allá del buen uso necesario ni abandonar en la explotación: envases, plásticos, cuerdas, aceite o gasoil de la maquinaria, utensilios agrícolas en mal estado u otro producto no biodegradable

  • Que los agricultores no han realizado actuaciones con el propósito de dar muerte a las aves, capturarlas, perseguirlas o molestarlas, sobre todo en el periodo de cría y reproducción. Se exceptúan las acciones reguladas por la normativa de caza.

  • Que los agricultores no destruyen ni dañan de forma deliberada los nidos, los huevos o las áreas de reproducción, invernada o reposo.

Acto sobre protección de aguas subterráneas contra la contaminación:

 

  • Los agricultores no deben verter de forma directa o indirecta las sustancias de la lista I: Compuestos órgano halogenados y sustancias que puedan originar compuestos semejantes en el medio acuático, compuestos órgano fosforados, compuestos orgánicos de estaño, sustancias que posean un poder cancerígeno, mutágeno o teratógeno en el medio acuático o a través del mismo, mercurio y compuestos de mercurio, cadmio y compuestos de cadmio, aceites minerales e hidrocarburos y cianuros.

  • Los agricultores no deben verter, a no ser que se obtenga autorización, de forma directa o indirecta las sustancias de la lista II: Metaloides, determinados metales y sus compuestos, biocidas y sus derivados que no figuren en la lista I, sustancias que tengan un efecto perjudicial en el sabor y/o el olor de las aguas subterráneas, así como los compuestos que puedan originar dichas sustancias en las aguas, volviéndolas no aptas para el consumo humano, compuestos orgánicos de silicio tóxicos o persistentes y sustancias que puedan originar dichos compuestos en las aguas, salvo aquellos que sean biológicamente inocuos o que se transformen rápidamente en el agua en sustancias inocuas, compuestos inorgánicos de fósforo elemental, fluoruros, amoníaco y nitritos.

Acto sobre protección del medio ambiente y, en particular, de los suelos, en la utilización de los lodos de depuradora en agricultura:
  • No utilizar lodos sin que exista la correspondiente documentación que acredite que los lodos proceden de una empresa de gestión de residuos autorizada.

  • Que no se utilizan lodos en pastos o cultivos de forraje antes de 3 semanas, si en los pastos se procede al pastoreo o se van a cosechar los cultivos de forraje.

Acto relativo a la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres.(Directiva 92/43/CEE).Transpuesta por la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

 

  • Que se respeta la prohibición de recoger, cortar, arrancar o destruir intencionadamente las especies listadas:

  • Que en las explotaciones ubicadas en zonas afectadas por Planes de Recuperación y Conservación de especies amenazadas, se cumple lo establecido en los mismos sobre uso ilegal de sustancias tóxicas, la electrocución, etc.

2.    Condiciones obligatorias para explotaciones de bovino.

Acto relativo a la identificación y registro de los animales:

 

  • Que los animales bovinos presentes en la explotación están correctamente identificados de forma individual. Doble crotal a los 20 días de vida y siempre antes de salir de la explotación.

  • Tener el libro de registro de la explotación, que se conserva durante al menos tres años, correctamente cumplimentado siendo los datos de registro individual de los animales acordes con los animales presentes en la explotación y con los datos contenidos en la base de datos de identificación y registro.

  • Comunicar en plazo a la base de datos del SIGGAN, los nacimientos, movimientos y muertes. Los poseedores de los animales deberán comunicar a la autoridad competente:

Los nacimientos en el plazo máximo de 27 días tras el mismo.
Las muertes en un plazo máximo de 7 días tras producirse.
Las entradas y salidas en 7 días tras producirse.

 

  • Tener para cada animal de la explotación,  un Documento de Identificación Bovina (DIB), y que los datos contenidos en el DIB sean acordes con los de los animales presentes en la explotación y con los registrados en los libros de la explotación.

Acto por el que se establecen disposiciones para la prevención, el control y la erradicación de determinadas encefalopatías espongiformes transmisibles:

 

  • No utilizar en las explotaciones de rumiantes , productos que contengan proteínas procedentes de animales terrestres ni pescado. Las únicas proteínas de origen animal que se permiten en piensos de rumiantes, son leche, productos lácteos y calostros, huevos y ovoproductos, gelatina derivada de no rumiantes, proteínas hidrolizadas procedentes de partes de no rumiantes y de pieles y cueros de rumiantes, prohibiéndose lo siguiente:

La utilización de proteínas animales elaboradas en la alimentación de cualquier rumiante
Productos derivados de la sangre.
Proteínas hidrolizadas.
La utilización de grasas fundidas de rumiantes en la alimentación de cualquier rumiante.
Gelatinas procedentes de rumiantes, productos derivados de la sangre, proteínas hidrolizadas, fosfato dicalcico y tricalcico de origen animal.
Fosfato dicálcico y fosfato tricálcico de origen animal (“fosfato dicálcico y fosfato tricálcico”).
Piensos que contengan las proteínas enumeradas en los incisos a) a f).

 

  • Se notificará a la autoridad competente la sospecha de casos de EET y se cumplirán las restricciones que sean necesarias.

  • Disponer de la documentación precisa para acreditar los movimientos y el cumplimiento de la resolución que expida la autoridad competente, cuando la misma sospeche de la presencia de una EET en la explotación .

  • Disponer de la documentación precisa para acreditar los movimientos y el cumplimiento de la resolución que expida la autoridad competente, cuando la misma confirme la presencia de una EET en la explotación.

  • Poseer los certificados sanitarios que acrediten que se cumplen según el caso, lo especificado en los anexos VIII y IX sobre la puesta en el mercado e importación del Reglamento (CE) nº 999/2001.

  • No poner en circulación animales sospechosos de ETT hasta que se levante la sospecha por la Autoridad Competente.

Acto por el que se aprueban disposiciones específicas relativas a las medidas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina o lengua azul.

 

  • Se notificará de inmediato a la autoridad competente la sospecha o confirmación de la lengua azul (el animal deberá estar aislado de las instalaciones hasta que lo haya examinado el veterinario oficial y decida las medidas que vaya a tomar).

3.    Condiciones obligatorias para explotaciones de ovino/caprino

Acto OVINO/CAPRINO. Acto relativo a la identificación y registro de los animales:

 

  • Que el ganadero ha comunicado en plazo a la autoridad competente de la Comunidad Autónoma, en la forma que se determine, los movimientos de entrada y salida de la explotación. Los poseedores de animales, con excepción de los transportistas, facilitarán a las autoridades competentes, en un plazo de 7 días, la información relativa al traslado de animales.

  • En explotaciones de ganado ovino y caprino, los animales están identificados individualmente según establece la normativa. Conforme al Real Decreto 685/2013 de 16 de septiembre, todos los animales deberán llevar: marca auricular + identificador electrónico (bolo ruminal) dándose los siguientes casos:

Ovino: el bolo ruminal podrá sustituirse (previa aprobación de autoridad competente) por marca auricular electrónica.
Caprino: el bolo ruminal podrá sustituirse (previa aprobación de autoridad competente) por marca electrónica en la cuartilla de la extremidad posterior derecha o inyectable en el metatarso derecho.

 

  • Las explotaciones de ovino-caprino deberán poseer un libro de registro, que se conserva durante al menos tres años y que estará cumplimentado de acuerdo con la normativa vigente es decir, cumplimentar correctamente:

hoja del censo anual a 1 de enero de cada año en función de las cuatro categorías de animales descritos en dicha hoja.
hoja de apertura y actualización del censo de reproductores ovinos.
movimiento de ovinos no reproductores.
hoja de apertura y actualización del censo de reproductores caprinos,
movimiento de caprinos no reproductores.
hoja de incidencias donde se indicarán los cambios de crotales.
hoja de control de inspecciones.

  • El productor de ovino –caprino deberá conservar la documentación relativa al origen, identificación y destino de los animales que haya poseído, transportado o comercializado o sacrificado durante los tres últimos años.

Acto por el que se establecen disposiciones para la prevención, el control y la erradicación de determinadas encefalopatías espongiformes transmisibles.

 

  • No utilizar en las explotaciones de rumiantes , productos que contengan proteínas procedentes de animales terrestres ni pescado. Las únicas proteínas de origen animal que se permiten en piensos de rumiantes, son leche, productos lácteos y calostros, huevos y ovoproductos, gelatina derivada de no rumiantes, proteínas hidrolizadas procedentes de partes de no rumiantes y de pieles y cueros de rumiantes, prohibiéndose lo siguiente:

La utilización de proteínas animales elaboradas en la alimentación de cualquier rumiante.

Productos derivados de la sangre.
Proteínas hidrolizadas.
La utilización de grasas fundidas de rumiantes en la alimentación de cualquier rumiante.
Gelatinas procedentes de rumiantes, productos derivados de la sangre, proteínas hidrolizadas, fosfato dicálcico y tricálcico de origen animal.
Fosfato dicálcico y fosfato tricálcico de origen animal (“fosfato dicálcico y fosfato tricálcico”).
Piensos que contengan las proteínas enumeradas en los incisos a) a f).

 

  • Se notificará a la autoridad competente la sospecha de casos de EET y se cumplirán las restricciones que sean necesarias.

  • Disponer de la documentación precisa para acreditar los movimientos y el cumplimiento de la resolución que expida la autoridad competente, cuando la misma sospeche de la presencia de una EET en la explotación .

  • Disponer de la documentación precisa para acreditar los movimientos y el cumplimiento de la resolución que expida la autoridad competente, cuando la misma confirme la presencia de una EET en la explotación.

  • Poseer los certificados sanitarios que acrediten que se cumplen según el caso, lo especificado en los Anexos VIII y IX sobre la puesta en el mercado e importación del Reglamento (CE) nº 999/2001.

  • No poner en circulación animales sospechosos de ETT hasta que se levante la sospecha por la Autoridad Competente.

Acto por el que se aprueban disposiciones específicas relativas a las medidas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina o lengua azul

 

  • Se notificará de inmediato a la autoridad competente la sospecha o confirmación de la lengua azul (el animal deberá estar aislado de las instalaciones hasta que lo haya examinado el veterinario oficial y decida las medidas que vaya a tomar).

4.    Condiciones obligatorias para explotaciones de porcino

Acto PORCINO: Acto relativo a la identificación y registro de los animales.

 

  • El ganadero debe estar registrado en SIGGAN de forma correcta como titular de la explotación porcina debidamente clasificada.

  • Las explotaciones porcinas deberán de poseer un libro de registro de los animales de la explotación que se conservará durante al menos tres años, el cual será cumplimentado según la normativa vigente, es decir, cumplimentar correctamente las hojas correspondientes a los Movimientos, indicando como mínimo para cada uno de ellos:

La fecha en la que se ha producido el movimiento,
si causa alta o baja en la explotación y motivación,
número de Certificado Sanitario Oficial de Movimiento (Guía de Origen y Sanidad Pecuaria),
número de identificación de la partida de los animales (crotal auricular o marca cutánea),
número de animales de ese movimiento,
balance o sumatorio total de animales de la explotación tras el citado movimiento.

 

  • El productor de porcino deberá conservar la documentación relativa al origen, identificación y destino de los animales que haya poseído, transportado o comercializado o sacrificado durante los tres últimos años.

  • En las explotaciones de ganado porcino todos los animales han de estar identificados según la normativa vigente aplicable al respecto. Los porcinos deberán poseer un tatuaje o crotal auricular donde se indique el Código de la explotación de nacimiento.

Directiva 2008/120/CE del Consejo, de 18 de diciembre de 2008 , relativa a las normas mínimas para la protección de cerdos.

 

  • Está prohibido atar a las cerdas desde el 1-1-2006.

  • La densidad de cría en grupo debe la estipulada.

  • Elementos exigibles sólo en explotaciones que se construyan o empiecen a utilizarse por primera vez a partir del 1 de enero de 2003:

La superficie destinada a cada cerda joven* después de la cubrición es de 1.64 m2 por cerda joven y de 2.25 m2 para el resto de las cerdas** tras la cubrición. En grupos inferiores a seis individuos la superficie del suelo se incrementará al menos un 10 % y cuando los animales se críen en grupos de 40 individuos o más, puede disminuirse en un 10%.
Mantener a las cerdas y cerdas jóvenes en grupo desde la 4ª semana post-cubrición hasta la semana anterior a la fecha prevista del parto. Los lados del recinto superan los 2,8 metros en el caso de que se mantengan en grupos, o los 2,4 metros cuando los grupos son inferiores a seis individuos. Sólo se exigirá en explotaciones con más de 10 cerdas.
Cerdas jóvenes después de la cubrición y gestantes: de la superficie total, reseñada en el elemento 23 (suelo disponible), el suelo continuo compacto ofrece al menos 0,95 m    2/cerda joven y 1,3 m2/cerda, y las aperturas de evacuación ocupan,como máximo, el 15% de la superficie del suelo continuo compacto.

 

  • Para cerdos criados en grupo, cuando se utilicen suelos de hormigón emparrillados, que la anchura de las aberturas sea la adecuada a la fase productiva de los animales.

  • Las cerdas y cerdas jóvenes mantenidas en grupos se alimentan mediante un sistema que garantice que cada animal pueda comer suficientemente, aún en presencia de otros animales que compitan por la comida.

  • Las cerdas jóvenes, cerdas post-destete y las cerdas gestantes reciben una cantidad suficiente de alimentos ricos en fibra y    con elevado contenido energético.

  • El ruido continuo en el recinto de alojamiento no supera los 85    dBe.

  • Los animales disponen de al menos    8 horas de luz al día, con una intensidad mínima de 40 lux.

  • En todas las explotaciones los animales dispondrán de acceso permanente a materiales que permitan el desarrollo de las actividades de investigación y manipulación (paja, heno, madera, serrín u otro material).

  • Todos los cerdos son alimentados al menos una vez al día y en caso de alimentación en grupo, los cerdos tienen acceso simultáneo a los alimentos.

  • Todos los cerdos de más de dos semanas, tienen acceso permanente a una cantidad suficiente de agua fresca.

  • Se acreditará que antes de efectuar la reducción de dientes se han adoptado las medidas para corregir las condiciones medioambientales o los sistemas de gestión y evitar que los cerdos se muerdan el rabo u otras conductas irregulares. La reducción de los dientes no se efectuará de forma rutinaria; se realizará en los siete primeros días de vida, y tras esta fecha por un veterinario, con anestesia y analgesia prolongada.

  • Se acreditará que antes de efectuar el raboteo se han adoptado las medidas para corregir las condiciones medioambientales o los sistemas de gestión y evitar conductas irregulares. El raboteo no se efectuará de forma rutinaria; se realizará en los siete primeros días de vida, y tras esta fecha por un veterinario, con anestesia y analgesia prolongada.

  • La castración de los machos se efectuará sin desgarramientos, por personal debidamente formado y si se realiza tras el 7º día de vida, lo hará un veterinario y con anestesia y analgesia.

  • Las celdas de los verracos están ubicadas y construidas de forma que los verracos puedan darse la vuelta, oír, oler y ver a los demás cerdos, y que la superficie de suelo libre es igual o superior a 6 m2. Si en los recintos también se realiza la cubrición, la superficie mínima será de 10 m2.

  • Cerdas y cerdas jóvenes:

En caso necesario, son tratadas contra los parásitos externos e internos.
Disponen antes del parto de suficiente material de crianza, cuando el sistema de estiércol liquido lo permita.

 

  • Lechones:

Disponen de una superficie de suelo que permita que todos los animales se acuesten al mismo tiempo, y que dicha superficie sea sólida o con material de protección.
Son destetados con cuatro semanas o más de edad; si son trasladados a instalaciones adecuadas, pueden ser destetados siete días antes.

 

  • Cochinillos destetados y cerdos en producción:

Cuando los cerdos se crían en grupo, se adoptan las medidas que prevengan las peleas que excedan el comportamiento normal.
El uso de tranquilizantes para facilitar la mezcla de animales es excepcional y siempre previa consulta con el veterinario.
Cuando los grupos sean mezcla de diversa procedencia, el manejo permite la mezcla a edades tempranas.
Los animales especialmente agresivos o en peligro a causa de las agresiones, se mantienen separados del grupo.

5.    Condiciones obligatorias para explotaciones lecheras

Acto por el que establecen los principios y requisitos generales de la legislación alimentaría, se crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaría y se fijan procedimientos relativos a la seguridad alimentaría

 

  • Las explotaciones que comercialicen leche cruda, deben estar calificadas como:

Indemnes u oficialmente indemnes (para brucelosis ovina-caprina y bovina)
Oficialmente indemnes (en caso de tuberculosis bovina y de caprinos mantenidos con bovinos).

 

  • Las explotaciones que comercialicen leche cruda y que no estén calificadas o tengan hembras de especies distintas a vacas, ovejas y cabras, susceptibles de padecer dichas enfermedades:

Deben someterse a los programas nacionales de erradicación, siendo negativos los resultados a las pruebas oficiales de diagnóstico en la leche y tratarla térmicamente.
En el caso de ovinos y caprinos, la leche debe someterse a tratamiento térmico, o ser usada para fabricar quesos con periodos de maduración superiores a 2 meses.

  • Tratar térmicamente la leche que proceda de hembras distintas del vacuno, ovino y caprino, susceptibles de padecer estas enfermedades, que hayan dado negativo en las pruebas oficiales, pero en cuyo rebaño se haya detectado la presencia de la enfermedad.

  • En explotaciones en las que se haya diagnosticado tuberculosis bovina (o del caprino mantenido con bovinos) o brucelosis bovina o del ovino-caprino, a efectos del control oficial por parte de la Administración, el productor dispone y utiliza un sistema para separar la leche de los animales positivos de la de los negativos y no destinar la leche de los positivos a consumo humano.

  • Aislar correctamente a los animales infectados por brucelosis y tuberculosis, para evitar el efecto negativo en la leche de los demás animales.

  • Los equipos de ordeño y los locales en los que la leche es almacenada, manipulada o enfriada, están situados y construidos de forma que se limite el riesgo de contaminación de la leche.

  • Proteger contra las alimañas los locales destinados al almacenamiento de la leche, separarlos claramente de los locales en los que están estabulados los animales disponiendo de un equipo de refrigeración adecuado, para cumplir las exigencias de temperatura.

  • Las superficies de los equipos que están en contacto con la leche (utensilios, recipientes, cisternas, etc...), destinados a ordeño y recogida, han de ser fáciles de limpiar, de desinfectar y de mantener en buen estado. Tras utilizarse, dichas superficies, se limpian, y en caso necesario se desinfectan. Los materiales deben ser lisos, lavables y no tóxicos.

  • Realizar el ordeño a partir de animales en buen estado de salud y de manera higiénica, en particular:

Antes de comenzarse el ordeño, los pezones, las ubres y las partes contiguas deben estar limpias y sin heridas ni inflamaciones.
Los animales sometidos a tratamiento veterinario que pueda transmitir residuos a la leche deben estar claramente diferenciados, y mientras se encuentran en periodo de supresión, ser ordeñados por separado.
La leche obtenida de estos animales se encuentra separada del resto, sin mezclarse con ella en ningún momento, y no se destina al consumo humano.

 

  • Inmediatamente después del ordeño:

Conservar la leche en un lugar limpio, diseñado y equipado para evitar la contaminación, y
Enfriarla inmediatamente a una temperatura no superior a 8ºC si es recogida diariamente y no superior a 6ºC si la recogida no es diaria.
En el caso de que la leche vaya a ser procesada en las 2 horas siguientes o de que por razones técnicas para la fabricación de determinados productos lácteos sea necesario aplicar una temperatura más alta, no es necesario cumplir el requisito de temperatura.

6.    Condiciones obligatorias para explotaciones avícolas

Acto por el que establecen los principios y requisitos generales de la legislación alimentaría, se crea la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaría y se fijan procedimientos relativos a la seguridad alimentaría

 

  • Mantener en las instalaciones del productor los huevos limpios, secos, libres de olores extraños, protegidos contra los golpes y de la radiación directa del sol.

7.    Condiciones obligatorias de Registros y Documentación

  • Libro de Registro de la Explotación.

  • Documentos que acrediten el origen, indentificación y destino de los animales

  • Documento de Identificación Bovina (DIB) para cada animal de la explotación bovina

  • Libro de registro (o similar) de tratamientos veterinarios aplicados. En todo tipo de explotaciones, para acreditar el cumplimiento de los requisitos exigidos

  • Facturas de los piensos. En todo tipo de explotaciones

  • Llevar un registro de la naturaleza, cantidad, origen y destino de los productos usados en alimentación animal (incluido piensos), así como de    los resultados de todos los análisis pertinentes efectuados en plantas, animales u otras muestras con importancia para la salud humana y cualquier informe relevante obtenido mediante controles a los animales o productos de origen animal. En todo tipo de explotaciones

  • Facturas u otro sistema de trazabilidad que tenga establecido el ganadero de todas las operaciones de Compra – Venta

  • En explotaciones mixtas (donde coexistan especies de rumiantes y no rumiantes): Autorización de la Autoridad competente,

  • En caso de presencia confirmada (Elemento    45(SP)) o de sospecha  (Elemento 44(SP)) de EET en la explotación: documentación para acreditar los movimientos y el cumplimiento de la resolución expedida por la autoridad competente.

  • Certificados sanitarios:

  • Libro de registro (o similar) de tratamientos veterinarios aplicados . En todo tipo de explotaciones, para acreditar el cumplimiento de los requisitos exigidos.

 

Toda la información Junta de Andalucía:

 

http://www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/cocow/cumplir_ganaderas...