Arquitectura de Regiones Devastadas

Tras la finalización de la Guerra Civil los pueblos de Valsequillo, La Granjuela y Los Blázquez quedaron destrozados casi en su totalidad de labor de reconstrucción de la Dirección General de Regiones Devastadas se realiza bajo consignas que priorizan las técnicas artesanales y los materiales autóctonos que favorecen la aparición de un nuevo regionalismo arquitectónico.

Como puede apreciarse en los municipios de Valsequillo, la Granjuela y Los Blázquez, sobre todo en el primero, los edificios representantes de la autoridad como el Ayuntamiento y la iglesia fueron edificados en una situación dominante, recurriéndose para ello al modelo tradicional de plaza porticada, al menos en uno de sus laterales.

En lo referente a la vivienda típica de éstos municipios hay que mencionar que presentan una gran heterogeneidad debida a las directrices generales de la Dirección General de Regiones Devastadas, pero  pese a su apariencia repetitiva y tradicional los modelos utilizados derivan de los desarrollos de los años 30 bajo supuestos racionalistas de higiene, comodidad y equipación de la vida campesina urbana.    

Localidad: 

Localización

Galería

Otros lugares de interés

Las fuentes emplazadas en el ámbito rural, en cortijos y aldeas, márgenes de caminos y cañadas, descansaderos de ganado, se sitúan en ocasiones en...

Aunque la historia minera de la Cuenca de Belmez comenzó en el s. XVIII, en Cabeza de Vaca y en el arroyo de la Hontanilla, su...

La dispersión de las actividades económicas, especialmente las ligadas a la agricultura y la ganadería, y lo extenso y...

De la artesanía de la comarca destacan los trabajos en cuero, habituales en toda la provincia desde antiguo, y de especial...

Las casas señoriales o de grandes propietarios del Alto Guadiato, presentan una distribución de dependencias en función de un...