Fuente Obejuna

Iglesia Parroquial Nuestra Señora del Castillo. Fuenteovejuna

Se encuentra enclavada en el punto mas alto de la villa, reconstruida sobre las ruinas del castillo del Comendador Mayor de la Orden de Calatrava Don Fernán Gómez de Guzmán, que a su vez esta levantado sobre los restos de una iglesia probablemente dedicada a Santa María según se puede comprobar por los restos y signos externos que se aprecian como el arranque de los arcos de herradura que soportaban las campanas y que son estilo mudéjar. 

Casas Señoriales. Fuenteovejuna

Fuente Obejuna ha sido un núcleo poblacional con un importante núcleo de familias nobiliarias, al menos a finales del S. XVIII ascendían a más de treinta. De entre estas familias, destacaron los Montenegro, Henestrosa, Boza, Villamendiana, Soto, Sandoval y Castillejo. Sin embargo son escasas, en la actualidad las viviendas que han conservado su porte nobiliario solo unas cuantas del centro de la localidad han conservado alguna huella de su antiguo abolengo o mantienen aun algún escudo en su fachada.

Sitio Histórico de Fuente Obejuna

Fuente Obejuna es considerada uno de los municipios más antiguos de Andalucía, remontándose la presencia humana en esta villa al Paleolítico Inferior. La primera reseña escrita sobre Fuente Obejuna es la que hace Plinio refiriéndose a Mellaria como núcleo muy importante de la Beturia Túrdula.  El actual casco urbano ya era citado por primera vez en el año 1315 por Enrique II. En el siglo XIV era “el más calificado centro lanero del reino de Córdoba”. 

Piconcillo

  • Población: 93 habitantes

A 13,6 km de Fuente Obejuna, en plena Sierra Morena, está situada la aldea de Piconcillo. Hoy, el silencio que reina en Piconcillo, nos hace recordar la alegría y griterío de los niños cuando jugaban en sus calles. Eran años de futuro cuando las minas estaban en su máximo esplendor ofreciendo a sus habitantes un futuro

Ojuelos Altos

  • Población: 225 habitantes

Situada a 13 Kms al Sur de Fuente Obejuna, ha sido una de las aldeas más pobladas y prósperas de todo el término municipal. Sus habitantes se han dedicado básicamente a la agricultura. Paseando por el casco histórico de esta aldea, observamos una sencilla arquitectura popular de calles limpias y tranquilas que reflejan la luz de las sierras en el encalado de sus paredes, decoradas con flores en sus fachadas. En sus campos abundan frondosas dehesas de encinares que sirven de alimento al ganado porcino ibérico.

Páginas

Suscribirse a RSS - Fuente Obejuna