Toda la Comarca

Fuentes y Pilares de la Comarca

Las fuentes emplazadas en el ámbito rural, en cortijos y aldeas, márgenes de caminos y cañadas, descansaderos de ganado, se sitúan en ocasiones en lugares de espléndida belleza desde el punto de vista del paisaje o de un extraordinario valor natural. De esta forma se sitúan en lugares de alto valor muchas fuentes cuya armónica relación con el paisaje del entorno determina la necesidad de preservarlo, como en los casos de las fuentes del Corcho y de Aguayo en Belmez.

Destacan las siguientes fuentes en los municipios de esta comarca: 

Castilletes de la Cuenca Minera de Belmez

Aunque la historia minera de la Cuenca de Belmez comenzó en el s. XVIII, en Cabeza de Vaca y en el arroyo de la Hontanilla, su explotación intensiva se produce en el siglo XIX. Estos castilletes centenarios, en concreto dieciséis, daban servicio a pozos de carbón de cuatro metros de diámetro y profundidad máxima de 300m., estos pozos tienen un espectacular revestimiento de mampostería y están coronados todos ellos por los castilletes de estructura metálica, de mampostería o bien de tapiales de carbonilla y cal.

Castillo de Belmez

Se trata de un recinto fortificado sobre una formación rocosa que destaca sobre el horizonte. Los restos más antiguos datan del siglo IX, este castillo se sitúa irregularmente sobre un elevado espolón calizo, coronando la población, desde el que se domina un vado del Guadiato, inmediatamente después de su salida de Sierra Boyera.

Actividad Cinegética

Todo el Valle del Guadiato tiene fama internacional por su oferta cinegética, y la zona sur de Fuente Obejuna es parte fundamental de esta práctica. En la comarca existe una amplia oferta en caza mayor y menor, así como toda la infraestructura logística, de servicios y organizativa para la práctica de este deporte. Esta tradición es muy antigua en la comarca, citada ya a mediados del siglo XIV en el Libro de la Montería de Alfonso XI como un excelente cazadero.

Ganadería

El elemento de la Dehesa con mayor potencial económico es la ganadería, practicada en la zona en su variante extensiva y con variedades de ganado porcino y ovino principalmente. Durante muchos años fue la única ocupación de la población de la zona, llegando ésta a convertirse, durante la Edad Media, en un territorio íntegramente controlado por los grandes ganaderos, especialmente la Mesta y las Órdenes Militares.

Agricultura

La actividad agrícola es uno de los pilares sobre los que se ha asentado la economía de la comarca del Alto Guadiato. La actividad agraria aparece unida en la zona a la ganadera, por lo que destaca el gran número de extensiones dedicadas a herbáceas, plantadas con el fin de alimentar al ganado y asegurar su óptimo rendimiento, consiguiendo así una mayor calidad en los productos finales.

Industria Agroalimentaria

La dehesa se configura como el paisaje definitivo del Valle del Alto Guadiato y a los aprovechamientos tradicionales de agricultura y ganadería, hay que añadir otros nuevos y alternativos. Nuevos cultivos (plantas aromáticas y medicinales), agricultura y ganadería ecológica, industria agroalimentaria y turismo rural se convierten así en la mejor alternativa para la explotación rentable y sostenible de la comarca.

Páginas

Suscribirse a RSS - Toda la Comarca